Conviértete en un voluntario: ¡Cambia una vida!

conviértete-en-un-voluntario-gente-feliz

Muchos refugios de animales, con frecuencia buscan voluntarios que les ayuden a realizar las tareas diarias que se requieren para mantener acondicionado el lugar donde habitan muchos animales que esperan a ser adoptados.

Conviértete en voluntario y cambia una vida formando parte del equipo de personas que dedican su vida a dar a los animales del refugio una atención de calidad. Las tareas que puedes realizar en un refugio son muy diversas y a medida que vayas ganando experiencia tendrás la oportunidad de involucrarte más con los animales.

Formar parte del voluntariado de un refugio de animales un trabajo que muchos te agradecerán y que te dará momentos de satisfacción y alegría

conviértete-en-un-voluntario-perro-en-una-jaula

Cambia una vida ayudando al refugio de animales de tu localidad a darle a sus habitantes una mejor calidad de vida. Lo primero que debes hacer es contactar a la Sociedad Protectora de Animales para informarte cuál es el refugio que se encuentra más cercano a tu casa.

Una vez tengas la información de los refugios que se encuentran en tu comunidad, acércate a conversar con los encargados del lugar. Ellos te darán toda la información que necesitas para optar por ser voluntario.

Antes de llevar todo el papeleo que se requiere para optar por el cargo de voluntario, es importante que hayas verificado que el horario que propone el refugio no interfiere en tus actividades diarias, esto con el fin de que puedas asistir en el horario en que se te necesita para prestar apoyo en el refugio.

Cuando tengas lista tu solicitud de voluntario, infórmate de los días que debes asistir a los talleres de entrenamiento para prestar apoyo en el refugio. Asistiendo a estos, el personal encargado, verá que, si tienes interés en formar parte del equipo, además estarás capacitándose correctamente para trabajar en un refugio de animales.

Toma en cuenta que antes de tener contacto directo con los animales del refugio primero comenzamos realizando tareas administrativas y de oficina, en ocasiones tendrás que hacer de publicista del refugio, difundiendo información en tu localidad acerca de las jornadas de adopción, recaudación de fondos, entre otras.

Generalmente, los refugios reciben gatos y perros, especies con las cuales es relativamente fácil trabajar, sobre todo si has tenido alguno o ambos de mascota, porque ya estás familiarizados con sus hábitos. Sin embargo, encontrarás refugios donde se encuentren otras especies más exóticas y para atenderlas debes recibir un entrenamiento previo.

Conviértete en voluntario y forma parte de un equipo que se especializa en cambiar la vida de animales que aún no tienen un hogar

conviértete-en-un-voluntario-perro-jugando

Cuando ya estés completamente entrenado y comiences a convivir y compartir con los animales del refugio directamente, verás que cada aporte que hagas por ellos valdrá la pena. Los animales de refugio muchas veces son vistos como indeseables o muy viejos para ser adoptados, ayuda a cambiar esa percepción en tu comunidad, compartiendo tu experiencia.

Todo el que se convierte en voluntario de un refugio de animales, además de cambiar la vida de los animales que viven en él, también experimentan un cambio en su visión de los animales de refugio.